Las razones del PRI. Su razón histórica política y social.
Hechos y Palabras, septiembre de 2012.

Dr. Echaide

Por: Enrique Echaide García.

El concepto de Partido de Estado, que concibe Don Pablo González Casanova, en relación al PRI, vuelve a recuperar vigencia en este 2012, por su vuelta al poder.

Haciendo una breve revisión histórica, podemos decir que el nuevo Estado posrevolucionario se basa en la organización social del trabajo y la producción en formas corporativistas, donde finalmente las confederaciones campesinas, obreras y populares del país se formularon en un solo proyecto de nación, el del Partido Nacional Revolucionario. Ver “La Burguesía y el Estado mexicano”, de Juan Felipe Leal.
                                                
Esta estructura de poder corporativista la concibe Plutarco E. Calles  el 1 de septiembre de 1927, usando como parámetro el estudio de caso que Isidro Fabela le trae de la Italia de Mussolini y que a su vez sirve como ejemplo sui-generis en la Ciencia Política, de cómo de un partido político, surge un Estado, y no como lo marca la idea lógica, de que de un Estado es de donde surgen los partidos políticos.

 

El concepto de Partido de Estado, que concibe Don Pablo González Casanova, en relación al PRI, vuelve a recuperar vigencia en este 2012, por su vuelta al poder.

Haciendo una breve revisión histórica, podemos decir que el nuevo Estado posrevolucionario se basa en la organización social del trabajo y la producción en formas corporativistas, donde finalmente las confederaciones campesinas, obreras y populares del país se formularon en un solo proyecto de nación, el del Partido Nacional Revolucionario. Ver “La Burguesía y el Estado mexicano”, de Juan Felipe Leal.
                                                
Esta estructura de poder corporativista la concibe Plutarco E. Calles  el 1 de septiembre de 1927, usando como parámetro el estudio de caso que Isidro Fabela le trae de la Italia de Mussolini y que a su vez sirve como ejemplo sui-generis en la Ciencia Política, de cómo de un partido político, surge un Estado, y no como lo marca la idea lógica, de que de un Estado es de donde surgen los partidos políticos.

Se trataba de un momento histórico, donde a la sombra y muerte del caudillo Obregón, el Presidente masón Calles convoca a la Unidad Nacional, para que todas la organizaciones sindicales, sociales, económicas se unifiquen en un Partido Político que sería la base para la creación y legitimidad de las nuevas instituciones, surgidas del segundo Estado Mexicano que se destroza con la Revolución mexicana misma que empezaba a fenecer con un un caudillismo que dejó de ser un peligro, a la muerte de su mismo caudillo, asesinado siendo el candidato electo.

El partido de Estado, empieza a funcionar como todo partido totalitario, usando y abusando del poder, ejerciendo medidas de represión y control, incluidas concesiones diferenciales a obreros, con colaboradores insertos en puntos clave del Estado que dominan un vasto campo de la sociedad civil.

Todo lo anterior con burócratas gubernamentales, para que el Partido de Estado, pueda disponer de todos los recursos necesarios para su renovación.
Dicho lo cual podemos entender, que la concepción de Partido de Estado, va de la mano con el corporativismo, que se consolida en dos lapsos históricos, el primero de 1915 a 1940, y  el segundo de 1940 a 1982.

En el primero se establece la organización social del trabajo y la hegemonía de la producción rígida sellada por Lázaro Cárdenas, masón que llega al grado de Gran Maestro y que rehabilita al Partido, con un corporativismo de sectores profesionales con las siglas PRM, Partido de la Revolución Mexicana en marzo de 1938.

 

En el segundo, se da el despegue de la economía mexicana gracias a la segunda guerra mundial y al periodo de reconstrucción donde se pasa de una dictadura militar revolucionaria a una dictadura del Partido de la Revolución, misma que inicia con el primer presidente civil desde la revolución, Miguel Alemán, masón y empresario que a su vez rehabilita al partido con sus últimas siglas de PRI, Partido Revolucionario Institucional, y que de 1970 a 1982 conocerá su expresión más populista, demagógica y represiva al generar la Guerra Sucia, precursora de las dictaduras militares en toda la América Latina.

En este periodo histórico se dan dos hechos contradictorios. Por un lado, se inicia el terrorismo de Estado, llegando a la guerra sucia, con desapariciones forzadas  inicialmente en el estado de Guerrero. Se le llama sucia porque las víctimas se desaparecen, violando los acuerdos internacionales donde se establece la posibilidad de recuperar a los  muertos. Ver “México Armado”, de Laura Castellanos.

Y por otro lado, México se vuelve el país que mayor cantidad de asilados políticos recibe, empezando por los provenientes de Chile, a raíz del golpe militar contra Salvador Allende en 1973, haciendo verdad el dicho de candil de la calle y obscuridad de la casa.

Ahora bien, la correlación actual 2012, se da si retomamos el hecho de que la oligarquía que también constituye el Estado, hizo que a través de dos de sus grupos de poder, empresarios e iglesia, constituye al Estado, nuevamente apoyó al PRI después de doce años de estarle dando su apoyo a la derecha panista.

En este último período de doce años, la burguesía vino gobernando directamente con el apoyo del PAN, con resultados, aún más desastrosos, pues la clase política tradicional, es relegada. Y nos referimos a la clase política, del partido de Estado, la que mayoritariamente ha surgido, mantenido, reproducido y consolidado en el PRI.

LA RAZÓN POLÍTICA DE SUS VOTOS

El hecho de que el duopolio televisivo más grande del mundo, Televisa y TV Azteca, con sus respectivas extensiones radiofónicas e impresas, hayan contribuido al triunfo del candidato Enrique Peña Nieto del  PRI  es indudable.
 
Pero este apoyo mediático no debe de hacer que olvidemos que el PRI históricamente, ha sabido construir su fuerza territorial con una estructura social capaz de cubrir los más de 100 mil puestos de la administración pública federal, de jefes de departamento, hacia arriba del escalafón. Este dato nos muestra la rotación de puestos, más grande del mundo, que como plantea Alfonso Zárate, sirve para el equilibrio del péndulo en la repartición del poder.

A este respecto, podemos considerar que esta rotación sirve para el equilibrio del poder, que se balancea como un péndulo, para repartirse temporalmente entre toda la elite política del país.

Ahora bien, esta estructura política ha basado sus recursos humanos en ser el único partido político que tiene formalmente su llamada escuela de cuadros, a cargo del Instituto de Capacitación y Desarrollo Político, apoyados por los frentes juveniles estatales y Nacional, buscando siempre el poder.

Esta razón lógica, cabe subrayarse, porque en México el Partido Acción Nacional, fundado por un joven de la clase media ilustrada en 1939, al principio no buscó el poder sino solamente el ser una organización que buscaba la concientización democrática de la ciudadanía, y fue hasta 13 años después, en 1952, cuando lanzó a su primer candidato a la presidencia de la república, con Efraín Gonzales Luna.

 

Asimismo, cabe señalar que es hasta el gobierno de Felipe Calderón, cuando el PAN crea su Escuela de Capacitación Gómez Morín, para la preparación, adiestramiento y capacitación de sus cuadros políticos Y lo hace enfatizando en su circular de invitación, los estilos y cualidades efectivas de los líderes, así como liderazgo en comunicación y liderazgo en equipos.

Ahora bien en el caso de la Izquierda, el PRD fundado en 1989, es sólo a partir del 2006 que ha buscado el poder en forma unificada. Y esto último con sus bemoles considerando la llamada otra campaña del  EZLN, que con su vocero el subcomandante Marcos, tuvo toda la cobertura de los maas media para atacar a un López Obrador que salía electo después de una serie de mezquindades internas y trampas externas como el desafuero que le quiso imponer el Presidente Fox, y la ausencia en su campaña del fundador y líder moral del PRD, Cuauhtémoc  Cárdenas.

Y así como el PAN, el PRD, apenas recientemente, con la iniciativa de Jesús Zambrano y con el apoyo de AMLO, es que ha creado su Instituto Nacional de Investigación, formación Política y Capacitación en Políticas Públicas y Gobierno.
LOS DIFERENTES TIPOS DE VOTO, Y SU APLICACIÓN AL CASO DEL PRI
El Voto Indeciso, es el que se pelean los candidatos, y el Voto Duro es que tratan de reforzar todos.
El Voto de la Pobreza, fue mayoritariamente para el PRI, que tiene históricamente, toda la experiencia e infraestructura, para capitalizarlos. Cabe señalar, que en el Estado de México, existen alrededor de 9 millones de votos, de los cuales el PRI obtuvo la gran mayoría, capitalizando la pobreza que se sigue generando en este, su coto de poder más numeroso.
Sobre el tema del Voto Indeciso este se persuadió por todos medios de comunicación, pero el consorcio Televisa, apoyado por la aparente neutralidad de TV Azteca, le dio todo el apoyo al PRI, y a su producto mercadológico Enrique Peña Nieto, joven masón del Estado de México.
Igualmente el PRI goza de la simpatía velada del Consejo Coordinador Empresarial, que descaradamente lo hiciera a favor del PAN, en el 2006, usando la Propaganda Negra y estimulando el Voto del Miedo.
Peña Nieto, por su parte, ha convencido a los grupos oligárquicos, que puede actuar con mano dura para disipar cualquier movimiento peligroso contra los intereses creados, como lo sucedido en San Salvador Atenco, que con todo y que llegó a la Comisión Internacional de los Derechos Humanos, fue aplaudido por la oligarquía que lo consideró como el baño de sangre que necesitaba el grupo encabezado por Peña Nieto para cuando éste llegara a la presidencia.
El tema de Atenco, Peña Nieto, lo ha seguido usando como un acto de fuerza dentro y fuera del PRI, con resultados desfavorables. Considerando lo anterior, a Peña Nieto se le debe preparar todo un equipo de comunicación política, para identificar y controlar las demandas ciudadanas cada vez más organizadas.
El Voto del Carisma, que en este momento se ha convertido en expectación, hacia un muy joven e inexperto presidente electo.
Sobre el carisma, se supone que es lo que genera el emisor, pero como señala R. Kapuscinski, se trata sobre todo de lo que quiere percibir el receptor, visto así, el Voto de Género, que teóricamente favorecería a Josefina Vázquez Mota, ésta lo perdió por una campaña sin brújula y con propuestas desatinadas como la de convocar a las mujeres a que condicionaran sus relaciones sexuales a cambio de que sus maridos las llevaran a votar, subestimando a la mujer mexicana y dejándola con una pésima imagen ante el mundo.
Finalmente, el Voto del Carisma, fue persuadiendo cada vez más al Voto No Razonado, considerado así por la cultura machista, el de las mujeres, siendo la punta de lanza, de la campaña del candidato del PRI, contra el voto femenino a favor de AMLO, quién fuera el galán de la elección del 2006.
En cuanto a las Redes Sociales se puede decir que están siendo utilizadas y aprovechadas por los verdaderos usuarios, que en su mayoría no crecieron con el PRI en el poder, y que el PAN los ha defraudado, y que por lo mismo están cada vez más ajenas a los partidos políticos, que se han alejado de las demandas reales de la sociedad.
De ahí que resulten comprensibles los surgimientos de ONG’s (Organizaciones No Gubernamentales, cada vez más heterogéneas y divididas y por lo tanto factibles de ser contenidas como grupo mayoritario.
Como ejemplo de este rebase está la sección “Las Mangas del Chaleco”, que a través de una semiótica muy bien aplicada manipula y limita cualquier ataque en contra del sistema.
Cabe agregar aquí que Televisa en esta elección del 2012 se quedó corta en relación al 2006, con “El Privilegio de Mandar”, parodia que finalizó su trama, con la entrega simbólica de la virgen de Guadalupe a Felipe en manos de Manuel Espino, representante de la Ultraderecha, sin que hubiera ninguna protesta por parte de la Iglesia Católica.
El Voto de Castigo, que tradicionalmente se ha manifestado con el abstencionismo, 65 por ciento en el 2000, prácticamente se revirtió por tanta parafernalia propagandística, al ser el del 2012, el proceso electoral con el más alto índice de votos, alrededor del 70 por ciento del padrón electoral.
En cuanto al Voto Corporativo, podemos suponer, que por la tradición sindical, el voto a favor del PRI, se fraguó en el mismo seno de las bases del gobierno federal, como ejemplo, podemos señalar al ISSSTE, con todo y la mano dura de Miguel Yunes Linares, calderonista, pero  brazo de Elba Esther Gordillo.
El abstencionismo que hubo obviamente favoreció al PRI, ya que tiene toda la infraestructura a nivel federal para ganar legalmente, usando El Voto Acarreado. Esto lo sabe AMLO, por lo que estuvo pregonando en su campaña la necesidad de que hubiera un representante del PRD en todas las casillas en el proceso electoral.
Cabe señalar como anécdota que la elección que ganó Vicente Fox en el año 2000, en gran parte fue porque el PRI no pudo usar el Voto Acarreado a favor de su entonces candidato Francisco Labastida. Se supo que quedó este voto varado en los caminos de las sierras de México y no pudo llegar al IFE, porque el entonces presidente Ernesto Zedillo, se le adelantó al presidente del IFE José Woldemberg, para decretar el triunfo del PAN en cadena nacional.
La derrota del PRI en el año 2000 se atribuye a varias causas. El modelo de oferta política se había gastado, la banca internacional y Estados Unidos sentían que se iba a generar una inestabilidad económica, producto de la desobediencia civil, si se forzaba el triunfo del PRI, y finalmente el candidato de la derecha ofrecía el carisma necesario para que el voto de castigo al PRI, tradujera en el triunfo de la oposición.
Con un gran abstencionismo, después de 70 años de poder absoluto del Partido del Estado, que regresa al poder en este 2012, por las razones que hemos planteado, todas ellas basadas en una inmensa inercia política, que se le puede revertir al PRI, si no hace el gasto social necesario para tamizar la extrema pobreza, en la que vive la mitad de la población en México.
Finalmente tal pareciera, que el cuento más corto de la literatura universal, autoría de Augusto Monterroso, se puede reinterpretar metafóricamente… “Y cuando despertó, el PRInosaurio, todavía estaba allí”.